Tren Curitiba-Morretes-Paranaguá

1 comentario




El tren Curitiba-Morretes-Paranaguá (comercialmente conocido como Serra Verde Express) es una de las grandes atracciones turísticas del estado de Paraná y uno de los viajes en tren más interesantes que se pueden hacer en Brasil.




La línea férrea salva la distancia que hay entre Curitiba y la ciudad de Paranaguá en la costa del estado, atravesando en su recorrido los bellísimos paisajes de la Serra do Mar y la bella ciudad de Morretes. Solo por la contemplación de la increíble obra de ingeniería ya valdría la pena hacer el recorrido.
En los 110 kilómetros de extensión de la línea hay 14 túneles, 30 puentes y numerosos viaductos. La línea, que subió la sierra en un recorrido aparentemente imposible, fue construida a finales de siglo XIX en tan solo 5 años (en ese plazo de tiempo las autoridades de São Paulo, con la tecnología del siglo XXI, no han conseguido completar una línea de metro de 12 kilómetros de extensión).
El trayecto tiene tres partes bien diferenciadas. Durante la primera parte el tren sale de Curitiba y circula por la llanura hasta llegar a la Serra do Mar. El paisaje urbano e industrial, salpicado por las maravillosas araucarias, va cambiando poco a poco y dejando paso a una vegetación más densa. Cuando el tren llega a la parte superior de la Serra el cambio de paisaje es más radical, la vegetación comienza a rodear el paso del tren y este inicia el vertiginoso descenso por las laderas de la Sierra.
El guía que viaja en cada vagón va dando explicaciones sobre lo que se puede ver por la ventana. En la tercera parte del trayecto, alcanzada la llanura, el tren gana velocidad hasta llegar a Morretes.Durante todo el trayecto pasan por las ventanas del tren espléndidos paisajes aderezados con el toque de la frondosa vegetación de la mata atlântica, el bosque subtropical atlántico que puebla la Serra do Mar.
El tren atraviesa la mayor área de mata atlântica preservada de todo Brasil. Uno de los momentos más emocionantes del recorrido es la travesía del puente metálico São João, una de las obras de ingeniería más espectaculares de todo el recorrido, con un gigantesco precipicio a sus pies.
Poco a poco se va abriendo el paisaje permitiendo contemplar desde las cumbres de la cadena montañosa hasta el Oceáno Atlántico en el horizonte. Durante buena parte del recorrido el tren circula pegado a la densa vegetación que rodea la vía.




1 comentario :

  1. todo muy bello esperenme para junio 2014manolito dechile

    ResponderEliminar